Muchos Datos – Acerca de Ti

Actividades normales, de rutina, de la vida diaria, generan grandes cantidades de datos. A quién le pertenece esta información, tiene acceso a ella, y qué pueden hacer con ella está ampliamente desregulado y sin clarificar. Poco a poco cada vez más aspectos de la vida diaria son registrados y almacenados, esto quiere decir que muy poco de lo que hacemos, a donde vamos y qué vemos pasa sin ser visto o registrado.

¿Qué está cambiando?

La tecnología se ha extendido en muchos aspectos de la vida diaria, registrando información acerca de tus compras, viajes, e interacciones. Además los avances en tecnología significan que no sólo se recolecta cada vez más información, sino que también se almacena, acerca de ti y tus actividades, a menudo sin ser revelada.

El software de identificación visual, incluyendo los lectores de placas y el reconocimiento facial, hace fácil el registrar los movimientos diarios e identificar individuos. No es ilegal grabarte a ti o a tu automóvil en tus actividades diarias y muchas compañías lo hacen y almacenan la información en bases de datos privadas. El uso y recolección de estos datos está a menudo sin regulación y tú nunca sabrás que ha sido recolectada.

Las actividades diarias que crean una gran cantidad de información personal incluyen:

  • Manejar – Las nuevas fuentes de información incluyen automóviles en los que un software de grabación, similar a la caja negra de los aviones, registra información de patrones de manejo y comportamiento, incluyendo a dónde y qué tan rápido manejas, si se usan los cinturones de seguridad y otros tantos puntos de información. Toda la información que pueda ser usada por las compañías de seguros para personalizar las tasas, denegar los reclamos y compartir con la policía en caso de accidente o procedimiento legal. Adicional a esto, hay terceros que graban los números de placas de los autos en ciertos lugares y proveen de información para grandes bases de datos privadas creado un registro de tu carro y sus movimientos.
  • Las mejoras en software de reconocimiento facial significan que al usar el transporte público, ir a un hospital o edificio público, se crea un rastro de información y no sólo se graba la imagen, sino que también puede ser usado para reconocer personas individualmente y evaluar su comportamiento por actividades sospechosas o criminales. Al ver un anuncio publicitario en un lugar público, el espectador puede ser grabado para medir su reacción y la efectividad del anuncio.
  • Al comprar el línea, desde dónde ingresa el usuario a internet, en dónde vive y su historial de compras previas pueden influenciar el precio que el usuario recibe. El precio que se muestra a un usuario puede ser completamente diferente para otro. Usa tu correo electrónico, haz una búsqueda en internet, publica una foto en algún sitio web para que lo vean tus amigos y familia y una gran cantidad de información se generará y se almacenará.
  • Los temas de salud están siendo cada vez más monitoreados y son grabados electrónicamente, creando grandes cantidades de información acerca de la salud de un individuo en el proceso.
  • Los usuarios de teléfono móviles crean grandes cantidades de información, no sólo de con quién hablan, sino también de a dónde van y a quién conocen.

¿Por qué es importante?

En el marco legal actual, las leyes de protección al usuario y a la información fueron redactadas mucho antes de que existiera la tecnología actual.

Recolectar datos sobre cada aspecto de nuestra vida cotidiana se ha hecho más fácil y barato, pero las reglas y las leyes que gobiernan el uso de esta información están muy por debajo de las expectativas legales y sociales. En el marco legal actual, las leyes de protección al usuario y a la información fueron redactadas mucho antes de que existiera la tecnología actual. La tecnología está eliminando la necesidad de dar consentimiento para que las autoridades obtengan órdenes, y para que los individuos estén informados cuando la información de sus actividades personales está siendo recolectada o consultada. Sin controles sobre la recolección, posesión, y uso de información, queda abierta la posibilidad de abuso, discriminación o actividad criminal.

La información personal es muy buscada por muchas compañías para comercializar productos y servicios adicionales, personalizar su propia oferta y en algunos casos para negar el servicio. Un estudio desarrollado por Ovum a finales de 2012 a consumidores de Europa y América reveló que el 75% de las personas está consciente de que su información está siendo recolectada y casi la mitad sabe que esa información será vendida a otros para generar ganancias. Sin embargo, el 68% indicó que si hubiera una forma de prevenir que su actividad en línea fuera rastreada, lo harían.

En Europa la legislación está siendo discutida para permitir a los usuarios controlar si la información de su actividad en línea es recolectada. Esto requeriría a los sitios web revelar qué datos son recolectados, para qué son usados y quién tiene acceso a ellos. Adicionalmente podría requerir que los sitios tengan la habilidad de corregir y/o borrar la información de los usuarios que así lo soliciten.

Los gobiernos están altamente involucrados en la recolección, monitorización y almacenamiento de comunicaciones personales. El gobierno de EUA ha anunciado sus planes para construir el centro de información más grande del mundo para monitorizar las comunicaciones de los ciudadanos de ese país. El gobierno de Reino Unido tiene planes similares. Estos programas de monitoreo están justificados en el nombre de la seguridad nacional o el terrorismo, pero están mucho más allá del alcance de cualquier monitoreo legal de las comunicaciones privadas de los ciudadanos.

La conciencia sobre los datos de los consumidores está creciendo, sin embargo hay un creciente volumen de información personal recolectada, almacenada y analizada sin una relación con el cliente en cuestión. En el futuro, cuando los individuos se percaten de cuánta información personal es recolectada, consultada y utilizada para generar ganancias o para la vigilancia de parte de organizaciones privadas y gubernamentales, es probable  que haya una reacción. La próxima frontera en grandes volúmenes de información bien podría ser el control de información acerca de ti.

Autora Elizabeth Rudd

Traducción del artículo: Big Data – About you

Sobre la autora

Elizabeth tiene una sólida formación ayudando a los clientes a navegar las señales frecuentemente en conflicto en sus ambientes externos y encontrar oportunidades innovadoras. Como consultor de la prospectiva estratégica en FutureNous ella ha ayudado a la organización a explorar el futuro para encontrar nuevos productos, modificar su modelo de negocio, encontrar oportunidades de expansión y aumentar su capacidad de recuperación. Su experiencia abarca muchas industrias incluyendo tecnología, minería, servicios públicos, salud, sin fines de lucro, gobiernos, medios de comunicación y las telecomunicaciones, y muchos más. Elizabeth también trabaja con Shaping Tomorrow escribiendo alertas de tendencias e informes más en profundidad que exploran el impacto de largo plazo (macro) de las tendencias.

Ad

STAY CONNECTED

 
Ad